Una modelo con las secciones laterales del cabello recogidas en la parte posterior de la cabeza.

Cómo cuidar el cabello encrespado

¿Te aterrorizan los días lluviosos? ¿La idea de que el secador deje de funcionar te da pánico? Pues tenemos buenas noticias: con estos seis consejos para ayudarte a controlar el cabello encrespado ya no tendrás de qué preocuparte.

1. Péinate con método

Cuando tratas de controlar el cabello rebelde causado por el encrespamiento, lo último que quieres es un cepillo que lo quiebre, así que prueba a utilizar un cepillo de cerdas naturales. Además de ser suaves, estos cepillos ayudan a distribuir los aceites naturales de tu cabello mejor que los cepillos de cerdas sintéticas, y así podrás reducir el encrespamiento. La manera de peinarte es igual de importante que el cepillo que usas para hacerlo. Podrá sonar extraño, pero cepillarse de las puntas hacia arriba ayuda a desenredar esos nudos difíciles que se forman a lo largo del tallo capilar, reduciendo el daño y las roturas que puede causar el fuerte tironeo del cepillado de arriba hacia abajo.

2. Aplica champú en el cuero cabelludo

¿Te estás lavando el cabello de la manera correcta? Suena un poco tonto, ¿verdad? Sin embargo, existe una manera incorrecta de hacerlo. Cuando apliques el champú, masajéalo suavemente en el cuero cabelludo en lugar de frotarlo por toda la cabeza. A medida que lo aclaras, escurre poco a poco la espuma desde el largo del cabello hasta las puntas. Eso es todo lo que tienes que hacer para mantenerlo bien limpio. En otras palabras: ¡se acabó frotar el cabello agresivamente y provocar daños y encrespamiento!

3. Baja la temperatura

El problema de los peinados para cabellos encrespados es que, por lo general, requieren herramientas para peinar con calor que ayudan a suavizar el pelo, y eso puede producir más daño y encrespamiento. Resuelve este problema dejando secar tu cabello parcialmente al aire libre y, luego, utiliza el secador en frío para terminar de secarlo. Esto te ayudará a reducir la pérdida de hidratación mientras te peinas. ¡Y no cedas al impulso de secarte el cabello enérgicamente con una toalla! La fricción que se produce empeora el encrespamiento. Mejor escurre el cabello suavemente con la toalla usando las palmas de las manos para extraer el exceso de agua.

4. Usa protección

Digámoslo sin rodeos: es poco realista eliminar de tu rutina las herramientas de peinado con calor. Una excelente manera de evitar que la hidratación se evapore de tu cabello recién lavado es utilizar sprays protectores del calor. Antes de usar tu secador o plancha favorita, rocía bien el cabello mojado con el Spray de brillo protector del calor de la gama Liso Keratina TRESemmé para protegerlo contra las altas temperaturas y ayudar a reducir el encrespamiento.

5. Utiliza una mascarilla

Mantén el encrespamiento bajo control mimando tu cabello una vez a la semana con un tratamiento intensivo. Las mascarillas nutritivas, como la Mascarilla de tratamiento intensivo Liso Keratina TRESemmé, te ayudan a mantenerlo suave, brillante y sin encrespamiento. Aplica una cantidad generosa sobre el cabello mojado, déjala actuar unos 2-3 minutos y, luego, enjuaga completamente. ¡Una dosis de cariño y atención para el cabello rebelde!

6. Haz que brille

Para obtener protección adicional en las zonas más secas, ¿por qué no usar un sérum? Al aplicarlos del largo a las puntas sobre el cabello mojado o seco, los sérums ofrecen una capa protectora que controla el encrespamiento, mantiene bajo control el cabello rebelde y te da un look más elegante con resultados más suaves y brillantes.

No dejes de soñar con un cabello suave y manejable. Con estos consejos prácticos, pronto dejarás de preguntarte «cómo acabar con el encrespamiento».