Un estilista aplica laca en el cabello negro, largo y graso de una modelo.

Cómo deshacerse del cabello graso

No hay nada mejor que la sensación del cabello recién lavado. Pero darse cuenta de que este se engrasa con más rapidez de la que esperas es especialmente frustrante. Si eres de las que se peina con coletas más de lo que quisieran, o si usas demasiados productos y sombreros para ocultar el exceso de grasa, te traemos la solución: tenemos algunos consejos prácticos que te ayudarán a deshacerte del cabello graso.

1. Adiós, cepillo
Cuando tratas de desenredar el cabello o de hacer un moño, los cepillos con cerdas tienden a distribuir el producto y la grasa a lo largo del tallo capilar, lo que hace que tu cabello tenga un aspecto más graso. Mejor usa un peine de púas anchas; gracias al espacio que hay entre diente y diente, distribuirá menos grasa y ayudará a mejorar la apariencia del cabello graso.

2. Desintoxica tu cabello

Es muy tentador llenar tu cabello de ceras, espumas y cremas para darle volumen y forma a tu peinado. Sin embargo, usar demasiado este tipo de productos y con mucha frecuencia puede darle un aspecto graso y deslucido. ¿La solución? Un detox para tu cabello. Un sistema de limpieza profunda, como el champú y acondicionador de la gama Purifica y Nutre TRESemmé, ayuda a eliminar los residuos y restaura la vitalidad natural de tu cabello.

3. Elige productos que no sean pegajosos
Igual que sucede con la piel grasa, el cabello graso no mejorará si lo hidratas demasiado. El problema del exceso de grasa no es la falta de hidratación, así que aléjate de los productos superhidratantes o de aquellos que prometen reactivar el brillo. En su lugar, busca productos y soluciones de peinado ligeras que garanticen un acabado que no sea pegajoso, ya que pueden ayudarte a controlar tu cabello sin dejarlo pesado por los residuos.

4. Despiértate y lávate el cabello

Tu cuerpo trabaja incluso cuando tú descansas. Mientras duermes, las glándulas que producen la grasa en tu cuero cabelludo trabajan sin parar y producen secreciones sebáceas (las grasas naturales de tu cabello). Y sí, lo has adivinado: esto es precisamente lo que cubre tu cabello y hace que tenga un aspecto graso. Si tu cuero cabelludo produce más secreciones sebáceas de la cuenta, puede que en ocasiones te despiertes y, de inmediato, te des cuenta de que tu cabello ya está graso. Puede que suene obvio, pero la mejor manera de combatir la grasa es lavar tu cabello por la mañana en lugar de por la noche.  Esto ayudará a eliminar los residuos y la grasa acumulada durante la noche y hará que tu cabello tenga un aspecto fresco durante más tiempo.


No dejes que el cabello graso arruine tu look. Ahora que sabes cómo deshacerte de la grasa, haz que tu cabello recupere su equilibrio y luzca fenomenal.

SHOP THE STORY