Dos modelos con las partes laterales de su cabello recogidas en una trenza suelta.


Cómo cuidar el cabello teñido

Teñir tu cabello es una inversión a la que quieres sacarle el máximo provecho. No importa si te encantan los looks naturales o si eres de las que se atreve con las nuevas tendencias de color, es importante saber exactamente cómo cuidar tu cabello teñido. Así que, si acabas de salir de la peluquería y estás enamorada de tu nuevo look, sigue estos excelentes consejos y mantén tu cabello teñido sano y lleno de vitalidad.
 

1. Elige un champú especial para cabello teñido


Como sucede con cualquier otro proceso químico, es cierto que teñir tu cabello lo maltrata, ¡lo que significa que hay que cuidarlo aún más! Usa un sistema de champú y acondicionador suave específicamente diseñado para el cabello teñido para ayudar a restaurar la hidratación y prevenir la pérdida de brillo. El sistema de champú y acondicionador de la gama Color Keratina TRESemmé es perfecto para mantener la intensidad del color y evitar el encrespamiento.


2. ¡Hidratación!


El cabello teñido se deshidrata, así que la clave es mantenerlo hidratado. Los productos de acondicionamiento intenso, como las mascarillas, son ideales para ayudar a combatir el daño causado por los tintes y mantienen el cabello nutrido e hidratado. 
 

3. Protégelo contra el calor


Puede que los secadores y las planchas sean herramientas de peinado indispensables, pero también pueden afectar al color del cabello. Limita el daño que causan usando productos que protejan contra el calor, como el Spray protector del calor Liso Keratina TRESemmé, para protegerlo contra el calor y las altas temperaturas. Te ayudarán a mantener tu cabello teñido hidratado y lleno de brillo, independientemente de tu herramienta de peinado con calor favorita.


4. Refréscalo


Una buena ducha caliente puede sonar tentadora (especialmente en otoño e invierno), pero el agua caliente ayuda a abrir la cutícula capilar, lo que puede causar la pérdida del color. Para evitar que esto suceda, baja la temperatura y aclara tu cabello con agua tibia.


5. Seguridad en la piscina


¿Vas a nadar? Recuerda este gran consejo: enjuaga tu cabello en la ducha antes de lanzarte a la piscina o al mar. El cabello mojado absorbe menos cloro y agua salada que el cabello seco, y ambos factores pueden dañar el cabello teñido. Luego, enjuágalo completamente con agua después de salir de la piscina para eliminar cualquier residuo que haya quedado.
 

No hay nada más triste que ver cómo el cabello teñido va perdiendo su color. Por suerte, ahora que ya sabes cómo cuidar el cabello teñido no tendrás que preocuparte por eso. ¡Dale la bienvenida a un cabello vibrante y lleno de cuerpo y siéntete como recién salida de la peluquería!