El envío e impuestos se calculan al momento de pagar

Black and white shot of the front of a model's head with the hands of a stylist applying hair spray to her long dark hair

Cómo deshacerse del cabello grasoso

No hay nada mejor que la sensación de tener el cabello recién lavado. Pero darse cuenta que esa sensación dura cada vez menos y que por más que lo laves tu cabello se engrasa con rapidez es especialmente frustrante. Si eres de las que llevan su cabello en colas de caballo más de lo que quisieran, o si usas demasiados productos y gorros para ocultar el exceso de grasa, no temas: tenemos algunos consejos prácticos que te ayudarán a deshacerte del cabello grasoso.

1. Adiós, cepillo

Cuando estás tratando de desenredar tu cabello o deshacer un moño, los cepillos con cerdas tienden a distribuir el producto y la grasa a lo largo del tallo del cabello, lo que lo hace lucir más grasoso. Mejor usa un peine de dientes anchos. Gracias al espacio que hay entre diente y diente, los peines distribuyen menos grasa y ayudan a mejorar la apariencia del cabello grasoso.

2. Hazle detox a tu cabello

Es muy tentador llenar tu cabello de ceras, mousses y cremas para darle volumen y forma a tu peinado. Sin embargo, usar este tipo de productos demasiado y con mucha frecuencia puede darte un aspecto grasoso y deslucido. ¿La solución? Un detox para tu cabello. Un sistema de lavado profundo como TRESemmé Purify and Replenish Deep Cleansing Shampoo and Conditioner ayuda a eliminar los residuos y restaura la vitalidad natural de tu cabello.

3. Elige productos que no sean pegajosos

Al igual que la piel grasosa, el cabello grasoso no mejorará si lo hidratas demasiado. El problema del exceso de grasa no es la falta de hidratación, así que aléjate de los productos superhumectantes o los que prometen reactivar el brillo. Mejor busca productos y soluciones de peinado ligeros que garanticen un look no pegajoso, ya que estos pueden ayudarte a controlar tu cabello sin dejarlo pesado por los residuos.

4. La solución de emergencia

Imagina lo siguiente: tienes una cita por la noche y estarás en el trabajo todo el día, lo que significa que no tendrás la oportunidad de lavar tu cabello grasoso antes de salir. ¡Qué pesadilla! Pero no temas, tenemos la solución perfecta para cuando el tiempo no está de tu lado. Los champús secos, como TRESemmé Fresh Start Dry Shampoo, absorben el exceso de grasa y eliminan los malos olores, dejando tu cabello fresco y revitalizado. Úsalo entre lavado y lavado, o en situaciones cuando tu cabello necesita un retoque de emergencia. Es nuestro producto favorito para evitar desastres a la hora de lidiar con el exceso de grasa.

5. Despiértate y lávate el cabello 

Tu cuerpo trabaja incluso cuando tú descansas. Mientras duermes, las glándulas que producen la grasa en tu cuero cabelludo trabajan sin parar fabricando secreciones sebáceas (las grasas naturales de tu cabello). Y sí, lo adivinaste: esto es precisamente lo que cubre tu cabello y lo hace lucir grasoso. Si tu cuero cabelludo produce secreciones sebáceas más de la cuenta, puede que en ocasiones te despiertes y de inmediato te des cuenta del aspecto grasoso de tu cabello. Puede que suene obvio, pero la mejor manera de combatir la grasa mañanera es lavar tu cabello en la mañana y no en la noche. Esto ayudará a eliminar los residuos y la grasa acumulada durante la noche y te dejará sintiéndote fresca por más tiempo.

No dejes que el cabello grasoso arruine tu look. Ahora que sabes cómo deshacerte de él, recupera tu estilo y siéntete fresca.

Ver También